miércoles, 3 de noviembre de 2010

CRISIS ESPAÑOLA

DONDE ESTA LA CRISIS EN ESPAÑA.

  • El ahorro bruto por persona se situó en 2009 en Castilla y León en los 2.804 euros, casi la mitad que en España donde alcanzó los 4.986 euros. Las provincias de Segovia y León son las que menor cuota de ahorro familiar presentan, aunque la media autonómica supera la nacional al crecer en nueve años un 125,3%.

El ahorro bruto por persona se situó en 2009 en Castilla y León en los 2.804 euros, casi la mitad que en España donde alcanzó los 4.986 euros.

Así, la Comunidad se coloca entre las autonomías con cifras más bajas sólo superada por Melilla -con datos negativos-, Ceuta, Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha y Asturias. Así se recoge en el número 218 de los Cuadernos de Información Económica, correspondiente a octubre, de la Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas).

Asimismo, el ahorro bruto por persona sólo superó en 2009 los 5.000 euros en Burgos (5.374 euros), mientras en el resto se coloca por debajo. Soria y Salamanca rozan esta cifra con 4.554 y 4.160 euros, mientras en Palencia (2.668 euros), Segovia (2.329 euros) y León (2.316 euros), Valladolid (1.928 euros), Zamora (694 euros) y Soria (555 euros) fue ligeramente inferior.

En cuanto al ahorro familiar, alcanzó el pasado ejercicio en Castilla y León los 3.963 euros, frente a los 1.759 euros del año 2000, lo que representa un incremento del 125,3 por ciento. Así, la cuota de ahorro sobre la renta familiar alcanza el 22,16 por ciento en la autonomía, superior al 19,49 por ciento de toda España. Las provincias de Segovia y León fueron las que menor cuota de ahorro familiar presentaron con un 18,65 por ciento y un 20,05 por ciento. Esta información fue suministrada a jordiweb por Salamanca en directo.com.

1 comentario:

Celine & Pablo dijo...

¿Dónde esta la crisis en España?

1) En España cerca del 50% de la población activa es mileurista.

2) La crisis en España esta en el consumo, en los desempleados y en la inversión, y no precisamente en el ahorro.

3) Cómo toda crisis tan rápida cómo fue ésta, los principales perjudicados son los desempleados. Más del 20% y subiendo desde hace tres meses. También es cierto que ha crecido la economía sumergida, pero éste es otro tema.

4) Los que no se han quedado sin trabajo se han beneficiado, ya que han podido aprovechar toda clase de ofertas y ahorrar más (principalmente por reducir el consumo).

5) La gente no esta consumiendo = los desempleados obviamente restringen el consumo al máximo, y los que no lo están, consumen menos por temor a quedarse sin empleo y necesitar el dinero luego. NOTA ECONÓMICA: el consumo en España se ha reducido. En 2010 hasta se ha reducido el consumo en alimentos, que no había pasado nunca.

6) El 7% de las personas que buscan empleo, buscan un segundo empleo porque tienen dificultades para llegar a fin de mes.

7) Los contratos indefinidos son cada vez menos y aumenta más que significativamente la contratación temporal.

8) Aumento de los contratos a tiempo parcial en detrimento de los contratos de jornada completa

9) Resumen: más contratos temporales a tiempo parcial y menos contratos indefinidos a jornada completa à resultado 20% de la población activa en paro y de ese 80% restante, cada vez más proporción de trabajadores temporales (trabajo precario sin continuidad ni estabilidad).

10) No consumo = Más ahorro y menos inversión, consecuencia inmediata de la crisis y no de una “no crisis”. Mas ahorro distinto a “no crisis”. El ahorro por si sólo no es un indicador de bienestar social de un país.

11) Sabemos que un país desarrollado, para crecer, necesita de un crecimiento sostenido del consumo. Pues en España todo lo contrario, menos consumo = espiral negativa = menos ventas de las empresas = menos empleo = más desocupados.

12) Por lo tanto, ahí está la crisis à España no logra romper esta espiral negativa y la reducción de consumo (hasta en donde por lógica y crecimiento vegetativo no deberia ser, en los alimentos). Los nuevos desempleados dejan de consumir, los empleados consumen menos por temor y desconfianza.